Retiro fin de año 2021: 28 y 29 de diciembre

Estamos ante ti, Espíritu Santo, reunidos en tu nombre. Tú que eres nuestro verdadero consejero:
ven a nosotros, apóyanos, entra en nuestros corazones.
Enséñanos el camino,
muéstranos cómo alcanzar la meta.
Impide que perdamos el rumbo
como personas débiles y pecadoras.
No permitas que la ignorancia nos lleve por falsos caminos. Concédenos el don del discernimiento,
para que no dejemos que nuestras acciones se guíen por perjuicios y falsas consideraciones.
Condúcenos a la unidad en ti,
para que no nos desviemos del camino de la verdad y la justicia,
sino que en nuestro peregrinaje terrenal nos esforcemos por alcanzar la vida eterna.
Esto te lo pedimos a Ti, que obras en todo tiempo y lugar, en comunión con el Padre y el Hijo
por los siglos de los siglos. Amén.

Queridos hermanos y hermanas:

Navidad es tiempo de Esperanza. Dios mismo se encarna para caminar con nosotros y recordarnos con su Palabra y Vida que caminamos con Él como Pueblo de Dios.

Termina un año que no ha estado exento de dificultades y contratiempos en lo personal, comunitario y social. Hemos padecido y, por desgracia, seguimos padeciendo, una pandemia sanitaria que sin duda nos afecta en nuestros sentimientos de miedo, duelo y desesperanza. Pero ahí está nuestro Señor recordándonos constantemente que no tengamos miedo, que Él sostiene con nosotros nuestro yugo y que en Él encontraremos nuestro sosiego y fortaleza.

En octubre la Iglesia ha comenzado un proceso de reflexión, discernimiento y oración para profundizar en ese camino que hacemos juntos, en ese KAIRÓS, en ese momento de Dios que nos recuerda que algo nuevo está naciendo, que un tiempo nuevo está por llegar.

La Providencia ha querido que este año tan significativo para esta Historia, esta Familia y esta Tarea de Todos y para Todos con la que nos seguimos sintiendo vinculados, ilusionados y esperanzados, coincida con la fase diocesana preparatoria del próximo Sínodo de Obispos en octubre de 2023.

Nuestro Papa Francisco quiere que recorramos juntos un mismo camino todos los que conformamos el Pueblo de Dios, para reflexionar, discernir y rezar juntos; para que realmente el Sínodo sea un evento de toda la iglesia.
Es cierto que todos somos fermento en distintas diócesis, grupos, comunidades y realidades eclesiales, pero también nos une la vocación específica a la Unidad como Comunidad Fermento de Pueblo de Dios.

Por ello, queremos aprovechar este retiro de fin de año para compartir nuestra oración, nuestro discernimiento y reflexión como Comunidad Pueblo de Dios, independientemente de donde físicamente nos haya puesto el Señor. Será un signo de unidad y comunión presentarlas también ante nuestra Iglesia como la comunidad eclesial que somos.

ESTRUCTURA DEL RETIRO: «POR UNA IGLESIA SINODAL: COMUNIÓN, PARTICIPACIÓN Y MISIÓN» ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro caminar juntos?

Martes 28:

  • Mañana: Presentación del tema a reflexionar y discernimiento.
  • Tarde: Puesta en común y oración.

Miércoles 29:

  • Mañana: Presentación del tema a reflexionar y discernimiento.
  • Tarde: Puesta en común y oración.

AVISO IMPORTANTE:

Como tod@s sabemos, la situación de pandemia ha empeorado en estos últimos días de manera considerable.

Por ello, rogamos que quienes vayan a participar del retiro o simplemente venir en estos días, extremen las medidas de seguridad que nos recomiendan las autoridades sanitarias: tests de antígenos o PCR realizados como máximo 48 horas antes, mascarillas, higiene de manos y distancia de seguridad, respetando asimismo los grupos burbuja a la hora de dormir.

Para facilitar la distribución de las habitaciones, rogamos avisen a la casa comunidad (959 50 06 99)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.