Os contamos con retraso…

Hace tiempo que no escribimos desde tu tierra. Os vamos a contar un poco de lo que se ha ido viviendo desde antes de la Pascua.

El fin de semana anterior a la pre-pascua, vinieron de retiro un grupo de jóvenes de la parroquia de Carmona (Sevilla).

En la pre-pascua, estuvimos preparando el corazón y la tierra para la celebración del Paso del Señor. Esos días contamos con la ayuda de mucha gente que llegó con conciencia de venir a su casa para preparar esa gran celebración que se acercaba.

Durante la Pascua se disfrutó mucho. Ha sido una Pascua muy familiar y muy de familias; con muchos niños y jóvenes. También vinieron muchos de los que han estado viviendo en la tierra. La celebramos bajo el lema “Todo lo hago nuevo, desde la resurrección del Dios de la Tierra”. Y comprobamos con alegría cómo la “conciencia” va cambiando: ya no venimos a “recibir” pascua sino a vivir la Pascua.

Después de la Pascua, vinieron Kitty, Nacho y Lidia con sus hijos y también se quedaron unos días Miguel Calleja y Ángel (ellos ya estaban desde la Pascua)

Días después, en el puente del 1 de mayo, volvimos a disfrutar unos días de familia donde muchos se acercaron a su casa a celebrar, trabajar… Cristina, y su familia, vinieron a celebrar su primera comunión. Y, además, participamos en las fiestas de Candón y en el III Encuentro de Comunidades en Tierra Esperanza.

El 9 de mayo, Pedrito acudió a Sevilla a celebrar los 800 años de Franciscanismo. Fue un día muy emotivo donde se reunieron cientos de personas, amigos y miembros de la Familia Franciscana.

El fin de semana siguiente nos visitó Nacho desde Valencia. Pocos días después, partió Vicente hacia Argentina y Chile (en Villa Alemana fueron recibidos por Cecilia y Guillermo que vivieron en la comunidad un año). En este viaje, junto a Diego Suárez y otros, han visitado diferentes proyectos sociales, comunidades y obispos.

Lo último más celebrado en tu tierra ha sido Pentecostés. Nuevamente, este rinconcito volvió a ser lugar de encuentro y de búsqueda del Espíritu. El sábado por la noche, en vigilia, rezamos en torno a los dones que el Espíritu de Dios nos regala. Y el domingo, lo vivimos con una celebración de la Palabra presidida por Carles, diácono de Barcelona (Pedrito estaba de guardia en el hospital)

Ahora ya estamos con los ojos puestos en el verano, pronto os anunciaremos las diferentes actividades que viviremos juntos en tu tierra.

Un beso muy grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.