Ecos del Retiro de Adviento

Querida familia:

Comenzó el Adviento… Puede sonar extraño, pero la Comunidad de Pueblo optó por quedarse el sábado en la tierra de Pueblo y allí aparecieron Olivia y Gonzalo de la Comunidad Nueva Tierra para ponernos algo de comer que nos ayudase a ponernos en vena del espíritu de este tiempo litúrgico: fueron unos aperitivos, 2 platos y postre.

En los aperitivos nos propusieron el lema: “lo mejor está por venir”, y las claves para entender el mundo de hoy y partir de la realidad que vivimos. La sociedad líquida y la crisis eran las 2 claves de fondo, enriquecidas por 2 claves coyunturales que había que tener en cuenta: la ilusión que provocaba el nuevo Papado, y el momento del adviento en el que nos metíamos…

El primer plato hablaba del CUIDADO, la esperanza encarnada, una de las maneras más claras de manifestarse el Amor. Jesús, una parte importante de su labor, la dedicó a cuidar personal, física y espiritualmente a las gentes… El segundo plato contenía la esperanza sociopolítica: o sea, cuidar el mundo que nos rodea y presentar alternativas reales. Hay que estar metido en las estructuras y evangelizar desde ahí. Es absurdo – decía Gonzalo, que nos sirvió esta comida – ser creyente independientemente de la economía, que lo absorve todo. Hacer la Voluntad de Dios es construir un mundo en el que quepan todos y todos vivan dignamente.

En fin, muy buen ambiente y ganas de adentrarse en estos terrenos. Aunque, como nada es perfecto, tras esta comida tuvimos que ponernos alrededor de una garbanzada porque al estómago no había llegado la comida de los platos… Incluso Olivia y Gonzalo se fueron a la Avenida de Andalucía a probar los garbanzos – distintos a los que hicieron Pepa y Mamen – que hacía la Plataforma Desahucios Stop.

¡Buen Adviento!

Algunas lecturitas que aderezaron los platos:
Jn 13, 4-16
Ef 1, 10
Rm 8, 20-22
Mc 10, 42-45

1 comentario en “Ecos del Retiro de Adviento

  1. MIGUEL CALLEJA DIAZ

    Sinceramente (y no es pesimismo), debo comentaros mi forma -digamos terrenal, que no espiritual–, de pensar lo mismo cada vez que llega esta época: muchas “lucecitas” que nos tapan la gran y UNICA luz que se nos anuncia en estos ´días. Todo este bullicio-sentimentalismo (sobre todo peliculero, aderezado con publicidad consumista), desvia la atención de la UNICA REALIDAD, LA GRAN NOTICIA; DIOS, EL GRAN HACEDOR DE TODO LO CREADO, SE HA HECHO UNO CON NOSOTROS Y COMO NOSOTROS. Y es lo único que nos debería importar. Yo llevo ya 66 Advientos sobre mis espaldad y veo que cada vez sobran más hasta las “familiares y entrañables cenas de Nochebuena… sobre todo porque muchas, no están en Paz y Armonía.
    Cuando hace dos años ví la preciosa película sobre la NAVIDAD, no podía creer lo que veía, o intentaba ver, porque aquello era humanamente inentendible: COMO TODO UN DIOS, EL ATERRADOR YAVÉH que nos pintaban las Escrituras, se hacía un niño tan enclenque en su naturaleza, que hasta tiene que llevárselo a toda prisa SAN JOSÉ, al NIÑO y a la MADRE, porque los querían matar, a EL y a la MADRE.

    Esto, y no toda la parafernalia ruidosa es lo que nos debe hacer reflexionar sobre lo que se esconde tras el MISTERIO DE LA NAVIDAD, que nos invita a decir con el salmista: “El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres”.

    ¡A TODA LA GRAN FAMILIA DE “PUEBLO DE DIOS” FELIZ Y SANTA NAVIDAD! MIGUEL CALLEJA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.