De la Pascua del Señor, CONTIGO… ¡Gracias!

De la Pascua del Señor,
CONTIGO en Pueblo de Dios.
Damos Gracias a Dios por tanto bien como nos ha hecho.

Gracias…
al Silencio, que desde el monte rezaba con todos.
a Israel, que nos ha regalado una Pascua acogedora entre sus muros y a quienes hicieron posible el proyecto de levantarlo
al puente que nos hace pasar de un lado a otro y a los que hicieron de puente en algún momento
a los que fueron preparando el lugar, las casas, los caminos, los tejados
a los que velaban estando y sin estar en el lugar
a los que sin estar estaban
a los que tuvieron que marchar antes de terminar
a los que se quedaron para recoger
a los que se quedan.

Gracias a los que hicieron tantos kilómetros para encontrarnos y celebrar la Pascua juntos
a los que recorrieron distancias interiores
a las familias, por venir con los niños
a los niños por venir y traer su propio ritmo, su risa, su llanto, su energía
a los que pasaron sólo algún ratito porque «no podemos dejar de pasar por casa»
a los que llegaron a pie, en peregrinación a Fátima
a quienes llegaron y se marcharon pero dejaron algo para el resto
a quienes estuvieron yendo y viniendo para atenderlo todo y no dejar solo a nadie
a quienes tuvieron que situarse desde un nuevo modo de estar en la salud, en la enfermedad, en la crisis, en la soledad
a las visitas clásicas, pero bienvenidas para todos
a los amigos que con pocas palabras para hablar se entienden y se les entiende.

Gracias a quienes durmieron apretadillos, o dejaron su sitio para el que llegó, o supieron esperar, o pasaron una noche mala
a las caravanas, por hacer el hueco más grande para que entraran todas
a las tiendas, por clavar incluso en piedra.

Gracias a la música y a los cantos
a los músicos y voceros
a los técnicos que lo hacen posible escuchar.

Gracias a los que hacen funcionar la cocina, siempre en marcha y sin descanso para darnos de comer a todos y sin respuesta a la pregunta de todas las Pascuas «¿cuántos estamos para comer?»
a los fregados y a esas manos mojadas, tanta bandeja y siempre más, y por último las cacerolas y algún despistado más…
a los que ponen un enchufe, o arreglan una cisterna o encienden y apagan el motor
a quienes hicieron trabajos de esos que no se ven
a quienes se pusieron donde no había nadie, a pesar de todos los pesares.

Gracias a las comunidades
a los chavales que se esfuerzan en hacer amigos y los que se esfuerzan en acoger a todos
a los mayores que cuidan de todos con caricias y si nos ven cansados, nos hacen pasear despacito
a los curas en la mesa, en el canto, en el hospital, en el huerto, en el silencio
a los amigos de la Casa de los Milagros que prepararon los recuerditos
a quienes hicieron pan para todos y para toda la semana
a quienes les dieron la oportunidad a los niños, adolescentes y jóvenes de disfrutar más a fondo
a quienes propiciaron profundizar cada día de la semana
a quienes se atrevieron a plantear algo nuevo o hacer planteamientos nuevos
a las dificultades que nos hacen estirarnos más y más y sabernos pequeños en manos de Dios.

Gracias al Sol, al campo verde y a las flores
a la noche, a la Luna y a las estrellas
al fuego
a la lluvia del domingo.
gracias a la alegría compartida
gracias a la búsqueda de cada uno, a la lucha incansable que cada uno lleva en su vivir cotidiano
gracias a la vida de todo el año que nos hace celebrar hoy el paso de Jesús por nosotros y nuestras casa…
esas que quizás van a tener de ahora en adelante las puertas más anchas, los techos más altos, los pisos más firmes, las fachadas de colores alegres… (El ahogado más hermoso del mundo, de Gabriel García Márquez, presentado el sábado por Antonio Sabán)

Desde Pueblo de Dios CONTIGO, CON TODOS.
Feliz Pascua

PD: Os compartimos también este regalito que nos ha llegado de Cristina, ¡gracias!

[youtube]http://youtu.be/3OKJhWaF-no[/youtube]

Y este otro de María Rosa.

[youtube]http://youtu.be/q7nUwRmPHaY[/youtube]

 

 

7 comentarios en “De la Pascua del Señor, CONTIGO… ¡Gracias!

  1. Pablo

    Gracias al Silencio, que desde el monte rezaba con todos.
    También con los que sin estar estubimos.

  2. Yolanda Fernandez

    Precioso. Me ha traído muchos buenos recuerdos. Gracias. Feliz Pascua de Resurrección.

  3. Rafael

    Probablemente no sea la panacea…ni es lo que busco. Pero…¡quá ambiente más bonito deduzco de este precioso vídeo dónde a nadie conozco. Estoy deseoso de visitar vuestra comunidad, no para huir del mundo si no para acercarmemás al mundo.

  4. mariseba

    Gracias a vosotros por acogernos con ese amor y entusiasm con el que lo haceis a diari haceis que uno se sienta como en su casa.Gracias a todos porque la verdad yo personalmente regrese a casa con el corazon rebosando amor,tanto de pequeños ,como de los menos peques…GRACIAS CON TODO MI CORAZON…espero volver prontito a mi tierra como asi la siento,»PUEBLO DE DIOS»…

  5. quique cordero

    siempre que veo las pascuas en pueblo de dios pienso que tanta masificación me volvería loco.

    yo soy del pueblo de dios de chimenea y camilla , no lo puedo evitar.

    el montaje que se hace cada año, la preparación , todos los arreglos que se han hecho son impresionantes pero yo me quedo con la

    comunidad que conocí y que , de vez en cuando, añoro volver a ver en mis escasísimas visitas.

    no sé, es como trasladar el comedor de tu casa a la plaza . Y bien que me gustaría ver a los artistas en tan gran número pero ya aprendí la lección y no quiero repetir mis errores.
    en mi corazón hay un pueblo de dios con poca gente; al fin y al cabo son los que quedan el martes o el miércoles. un abrazo desde otro comedor, un poco más solo. gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.