Pueblo de Dios, 30 años de comunidad

Queridos todos los que a lo largo de 40 años nos habéis llamado, ayudado, impulsado y mantenido en la búsqueda del Espíritu de Dios.

Fruto de tanta tarea continua, os comunicamos que el próximo sábado 8 de octubre, celebraremos, alabaremos y agradeceremos a Dios la existencia de Pueblo de Dios, “Tu Tierra”. Cumple 30 años viviendo en comunidad, “abiertos a lo inesperado”, y tratando de recibirlo todo como “Providencia de Dios”.

En este día, nos acompañará nuestro pastor, D. José Vilaplana Blasco. A las 12.30 h. tendremos la Santa Eucaristía. A lo largo de la mañana D. José nos mostrará todo lo concerniente a cuanto está rezando y haciendo a favor de la tierra, de su historia y del espíritu recibido. Está trabajando intensamente en hacer de todo lo sucedido una realidad radicalmente diocesana, incorporándola, no parcialmente, sino como razón querida por el Espíritu, nacida y proyectada gracias a que nunca quiso ser ni buscar prosélitos de lo que podía haber entendido como “causa parcial”, sino servir a su “Pasión por el Todo”, siendo fermento de Comunión Trinitaria, que es el resultado de su largo e intenso camino.

Te pedimos que lo recuerdes, lo reces, te hagas presente, si puedes, y lo comuniques a todos los que conoces, que en el correr del tiempo hicieron de “Pueblo de Dios, Tu Tierra” algo más que palabras, gracias a Dios y a ÉL en todos, en un sueño hecho realidad, que cada día se abre y universaliza más.

Todo lo ha hecho Dios, ha sido un milagro patente. Que sigamos caminando juntos y podamos decir que sus siervos inútiles, todos juntos, hicieron lo que debieron ser.

Comunícanos tu presencia y tu oración. Gracias por todo.

Seguimos caminando

16 comentarios en “Pueblo de Dios, 30 años de comunidad

  1. Nacho

    Querida Comunidad:

    Hace muchísimo tiempo que no he pasado por Pueblo de Dios, pero nunca podré olvidar la primera vez que estuve allí hace casi 30 años. Fue a mediados de los ochenta, para unas jornadas sobre la paz. Me gustaría compartir con vosotros lo que significó para mí aquella experiencia.

    Llegué una noche clara y preciosa de invierno con mis amigos Pedro, Mayayo, Manolo, Maribel, Rafa y Javi de Granada. Me encantó que fuéramos tan bien recibidos independientemente de nuestras creencias. Era un evento cristiano, pero no importaba si eras cristiano o no. Recuerdo los abrazos, los besos y las sonrisas sinceras de todos con todos. Recuerdo también la alegría y la vida que parecía brotar de cada rincón de aquella tierra. A pesar del tiempo transcurrido, todavía hoy puedo sentir el calor de aquel recibimiento.

    Por primera vez en mi vida pude ver con mis ojos y tocar con mis manos la sociedad alternativa de la que hablan los Evangelios. Allí no se vendía ni se compraba nada, sólo se compartía con generosidad y solidaridad. Nadie pasaba hambre independientemente de lo que pudiera aportarse. Recuerdo el olor del pan y la frescura del agua. No necesitaba nada más para ser feliz. Allí no había jerarquías ni gente importante, todos éramos amigos. Me di de bruces con un trozo de tierra donde regían unos valores muy diferentes a los que me habían enseñado. Me encantó.

    También recuerdo cuatro paredes sencillas y un techo cuajado de estrellas, un silencio desbordante, unas velas que iluminaban el corazón y una música que te impregnaba el alma. Allí, en un rincón, sentí la ternura y la fuerza de la brisa del mar, la experiencia más bonita de todas: la experiencia del Dios de la vida y la alegría. Comprendí que ser cristiano era algo más que defender un conjunto de ideas y creencias, era una experiencia interna que te animaba a comprometerte por un mundo más humano y solidario y a optar por una humanidad plena y feliz. Este regalo fue el mejor de los regalos posibles y ahora puedo verlo con claridad y por esa razón os escribo. ¡Gracias!

    El barco de mi vida ha pasado por muchos puertos, ha sobrevivido a muchas tempestades y ha sido reparado muchas veces. He bebido de muchos pozos, pero ninguno me ha quitado la sed. Recuerdo con emoción aquel primer sorbo del agua que cura el alma. Espero que sigáis siendo felices y sembrando semillas por el universo.

    Un abrazo,
    Nacho

  2. José Alcalá

    Felicidades y gracias por vuestra acogida, siempre me recibisteis con los brazos bien abiertos. Ahora estoy un poco lejos de Beas pero no me olvido de vosotros, espero y deseo visitaros pronto. Un fuerte abrazo para todos, Amigos en el Señor.

  3. mariseba

    Muchisimas felicidades…y enhorabuena por crear ese hermoso sitio como es Pueblo de Dios…donde poder ir a compartir nuestra oracion.Aunque estamos un poco lejos intentamos escaparnos siempre que podemos,esta vez no ha podido ser,pero esperamos poder ir pronto.Gracias y un fuerte abrazo para todos.Mariseba.

  4. Anna, Quim y Joana

    Queridos hermanos y hermanas,

    Nosotros también hemos podido vivir este milagro. Damos gracias al Dios de la Tierra!

    Anna, Quim y Joana

  5. Rocío

    Muy buenas a todos y FELICIDADES:
    Estoy con vosotros y me uno a la acción de gracias por lo poquito y mucho compartido.
    Gracias por ayudarme a descubrir con mayor hondura que el Evangelio es una llamada a la Libertad, imposible si no somos UNO con nosotros mismos en lo que verdaderamente somos. Nuestra tarea primera en la tierra es descubrirlo y realizarnos en la plenitud de lo que somos. Cuando estemos en la mínima certeza de estar en la búsqueda de esto, todos nuestros esfuerzos se darán con la sensación de estar volando, trabajando y reconociendo que en el secreto con que vivimos, la gente comienza a ver, reconocer y vivir de otra forma. Y ello, gracias a la acción del Espíritu.
    Caminemos, busquemos y recemos.
    Me siento cerquita de la comunidad Pueblo de Dios. Rocío

  6. Carmen & Jose & Pablete

    Queridos amigos,
    ¡¡Felicidades!! por estos 30 años de camino en búsqueda… Desde Arequipa, Perú, donde nos encontramos intentando “remar mar adentro”, acompañando y viviendo con este pueblo empobrecido pero esperanzado, queremos deciros que nos sentimos Comunidad Pueblo de Dios, que estamos lejos pero no distantes, que os queremos y que seguimos con un corazón que palpita “como una patata frita” toda la reflexión que estáis-estamos haciendo sobre la tierra, la historia y el espíritu. Renovamos la canción del día de nuestra boda y cantamos con vosotros:

    Todo un camino recorrido,
    toda una vida por vivir
    en el amor, por amor, para amar.
    Todo un don recibido.
    Toda una Alianza por compartir.

  7. miguel

    Enhorabuena porque aún es presente y viva… y GRACIAS por lo compartido, por lo iluminado, por el caminar abiertos a quien se acerca en el camino… Gracias

  8. María de Paterna

    Queridos hermanos de pueblo de Dios:¡qué alegría mas grande poder compartir ese dia tan especial para todos..(porque yo si Dios quiere estoy mañana ahí con vosotros)…os doy las gracias por lo mucho compartido en todos estos años..gracias por mostrarme a Jesús de esa manera tan bonita y sencilla…gracias por hacerme sentir que estoy en mi casa…hasta mañana si Dios quiere.

  9. Yolanda Fernandez Bernabé

    Iremos a celebrarlo, porque tantos años son para darle gracias a Dios.
    Muchos de los que vivimos allí un tiempo y ahora no vivimos en Pueblo de Dios, no somos desertores de esa experiencia, sino que entendiendo poco a poco el mensaje, intentamos seguir siendo fieles al Plan de Dios en los lugares en los que hemos creido que Dios nos llama a estar presentes.
    Tenemos ganas de veros.
    Besistos para todos desde Palma del Río. Córdoba.
    Familia Copado Fernández

  10. Miguel Rebollo

    Queridos hermanos y amigos,
    Iremos en familia a compartir, orar y estar presentes en la comunidad. Esta vez, salvo Pepa, iré con los 4 niños.
    Un beso a todos
    Miguel

  11. ana mari pineda

    Hola soy ana mari no cerreis la puerta que si Dios quiere y la salud me acompaña estaré con vosotros en un dia tan especial para todos .Con nuestra precesencia se verá que Jesus sigue vivo en nuestros corazones.
    Un besito: Ana mari.

  12. Manuel

    Estimados y admirados hermanos:
    No se siestare presente en los actos que teneis programados, pero lo que si se es que os llevaré en mi mente y en mi corazon en todo momento.
    Quiero felicitaros en primer lugar y tambien daros las gracias por todo lo que estais haciendo por todos nosotros, sois un testimonio vivo del Cristiano.
    Seguir asi, siempre estareis con nosotros.

  13. Marisela

    Queridos hermanos: ese día estaré allí con todos vosotros, sDq. Desde ya estoy rezando porque los frutos sean muchos, pues la mies lo es. Un abrazo en Jesús y María

  14. padre de sandra olivares

    muchisimas felicidades es verdad es todo un milagro de DIOS que unas personas como ustedes se hayan interpesto en el camino de muchisimas personas como yo solo me queda que decirles en mi nombre y de mi familia GRACIAS GRACIAS GRACIAS GRACIAS Y NO SOLAMENTE SIETES SINO SETENTA MILLONES DE VECES SIETE GRACIAS

    DE UNOS HERMANOS CRISTO

  15. Cecilia

    Gracias por tanto recibido y porque lo que hoy vivimos, sentimos y queremos comunicar, tiene mucho de Pueblo… tiene mucho de Dios; son parte de nuestra alegría. Besitos

    Familia Calderón Quinteros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.