Asamblea, verano, futuro en las manos de Dios…

Querida familia que, desde hace más de 50 años, ha ido caminando y recibiendo un legado espiritual para la comunión:Los días 9 y 10 de junio tuvimos una ASAMBLEA en Pueblo. Os mandamos un acta muy pormenorizada. Queríamos seguir compartiendo intuiciones de Dios y ver los pasos que hay que dar para ser “el Pueblo de Dios que Dios quiere”. Además queríamos presentar los cuartos estatutos que se elaboran en esta historia desde el año 1981.

Una de las aportaciones decía: “Debemos partir de la fuente de esta historia: la regla única. Nos recuerda que nuestra vida no se debe mover por una ley escrita sino en el corazón. Y que no haya nada externo que me mueva sino una convicción intima que me lleve a poner la vida.  [.]  Los estatutos tienen que ser una llamada al Todos Juntos, a la Comunión.  A saber que todos pertenecemos, en la medida que lo vemos, a esta historia”.

Se continuó hablando sobre “los miembros”:
Surge la movida de Brotes como un grupo de familias que buscan el Espíritu de Dios. Desde el comienzo se da una Familia en la que, sin inscribirse en ningún lado, gentes de todas las parcelas eclesiales – e incluso de fuera de la iglesia – sienten que van formando parte. Cada uno en la historia ha ido participando de manera muy distinta; unos se apasionan y dedican todo su tiempo y otros se vinculan tímidamente. Lo importante es sentirse Pueblo y Familia Espiritual; que cada uno se implique de forma diferente. El modo de participar en la historia lo decide cada persona porque se ha descubierto que la madurez sólo se alcanza promoviendo un crecimiento desde el interior. De esta familia, los que lo deseen, podrían definirse y dar un paso con 2 premisas:
1. Querer optar por el Evangelio. Que sea árbitro de mi vida y me lleve a la necesidad de confrontar con los demás. Que nos ayudemos de los hermanos para poder “vernos” a nosotros mismos.
2. Querer hacerlo desde esta historia. Desde la espiritualidad recogida en el Documento. Crear Comunidad y darnos permiso unos a otros para impulsarnos personalmente y desde el Espíritu.
Para cuidar que se genere una comunidad de verdad, en libertad, sin mandar ni exigir, pero necesitando ayudarnos, confrontarnos, porque en la búsqueda espiritual es muy fácil engañarnos. Esto sólo podemos hacerlo con las personas que se sientan llamadas a esto y den un paso de disponibilidad, de querer proteger esta historia, sin forzar a nadie a nada ni crear estamentos que puedan sentirse los más o los menos.  Porque la Finalidad es construir la comunidad santa a la que todos pertenecemos y donde cada uno procura ser fiel a lo que Dios le suscita en su interior. Ofrecerse y decir a la comunidad: “ayudadme a que sea lo que Dios quiere de mí. Yo quiero estar aquí, con esta medida, con esta disponibilidad y ayudadme a que sea lo que Dios quiere”.

Por la tarde escuchamos: “Si el estatuto o documento recorta la vida, significará que le estaremos dando demasiada importancia. Es un instrumento al que hay que poner vida. El objetivo prioritario es MI PROPIA CONVERSIÓN: qué me pide Dios a mí, qué con mis hermanos, qué para con mis hermanos. Un instrumento en manos de personas que no se sienten en proceso de conversión, puede ser paralizante. Un instrumento en manos de personas que se sienten en proceso de conversión puede dar mucho fruto.

Posteriormente se continúa leyendo el Estatuto conjuntamente y se van haciendo aportaciones. Se deja como trabajo el que, desde lo trabajado en la asamblea, cada uno siga dedicándole tiempo y haciendo las sugerencias que considere oportunas.

En la oración de la noche se intenta representar de forma sencilla que el ofrecimiento personal no supone un “salto de altura” sino que está al alcance de todos; desde lo que cada uno tiene en el corazón y desde sus posibilidades reales. Y, en ese ofrecimiento, lo que nos espera al cruzar la raya es la Familia y el poner en ella la confianza para, como decía la oración, “que se cumpla la voluntad de Dios en mí y en todos nosotros”.

En la mañana del domingo se decide el cómo continuar:
– Trabajar y rezar personalmente las aportaciones de los trabajos en grupo y entresacar un posible camino a seguir.
– Enviarlo por correo durante los días del 18 al 27 de junio. Las sugerencias a los estatutos también se recogerán hasta esta fecha.
– Un grupo, formado por las personas que se ofrezcan para este servicio, recogerá los caminos propuestos y presentará uno que, una vez aprobado, será el que defina los pasos a seguir.
– Queda fijada la fecha de los Ejercicios Espirituales de julio en la semana del 16 al 22; “El servicio desde la clave evangélica”.

Ah, además tendremos el campo de trabajo del 1 al 15 de julio y el Encuentrito desde el 11 al 15 del mismo mes.

Un abrazo en la esperanza de andar cada vez más cerca del espíritu del evangelio.

3 comentarios en “Asamblea, verano, futuro en las manos de Dios…

  1. Pingback: Marcha del verano y próxima Asamblea: 24, 25 y 26 de agosto | Pueblo de Dios, tu tierra

  2. ana mari

    como fiel servidora que quiero ser,en el Proyecto que Dios tiene para cada uno de nosotros,confio en poder ayudar donde se me necesite.He leido los folios de la ultima asamblea y en ellos veo rayitos de sol que pueden llegar a unirnos a todos en un mismo pensar y sentir,oremos para que todo salga como Él desea,que no es otra cosa que nuestro bien.
    besitos:ana mari.

  3. Eduardo Seva

    Hola,amigos. Como ya os anuncié en alguna ocasión, pensaba ir a pasar con ustedes todo el verano, junto a Clara, que además estaba muy ilusionada con estar allí algo mas de tiempo que un fin de semana, pero no se si por suerte o desgracia, me han avisado para trabajar los meses de julio y agosto, por lo que no podré estar allí todo el tiempo que pensaba. De todas formas, seguro que apareceré cuando tenga al menos dos dias de descanso, así que hasta pronto, y un abrazo para todos.Espero que nos veamos pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.