8 de octubre de 2011

Queridos amigos:

El día 8 de octubre disfrutamos de lo lindo. Fue un día de fiesta, de tomar conciencia de la cantidad de gente que ha hecho que esta historia de Brotes y Pueblo llegue hasta aquí. Tanta gente ha sido la que ha participado y tanta la inconsciencia de los que más han estado presente estos años, que podemos decir de nuevo aquello de que “es el Señor quien lo ha hecho”, hemos vivido un milagro.

Se hizo referencia también a las personas que se fueron y dejaron su huella en nuestros corazones: Pepe Padilla, Juan Bonares, Rafalita Campoy, Rafael Linares, Mari Carmen de Niebla, Lorenzo de Riotinto, Juanma Troya, el Doblas de las 3000, Maite…

El obispo, Don José, que dijo que venía “sin papeles”, volvió a reiterar que respalda esta historia y quiere protegerla. Muchos vemos providencial y esencial su participación. Es la manera de que nuestros foros privados puedan convertirse en públicos, en diocesanos.

200 personas compartimos el espacio de Pueblo. Y rezamos, participamos de la Eucaristía, cantamos, nos reímos, algunos nos reconocimos después de más de 20 años sin vernos. Y algunos dejaron su testimonio, su humor, su palabra acerca de la experiencia vivida en algún momento de la vida comunitaria. Una vida que fue Palabra para ellos y que hizo que sus vidas no volvieran a ser igual que antes.

3 televisiones se personaron en el acontecimiento. Y queremos reseñarlo. No para ahogarnos en nuestra vanidad, que sería una tontería y una irresponsabilidad. Si no para que tomemos conciencia de que la perseverancia de esta historia está haciendo que se crea en ella. Se empieza a tener fe por parte de mucha gente en lo que se ha descubierto durante estas décadas. Pero para que la comida alimente – “dadle vosotros de comer” -debe estar preparada como Dios lo quiere. Esto es, desde una libertad interior, una opción evangélica, un servicio desde lo pequeño y una necesidad de vivir en comunión con los demás; que los otros me complementan, me enriquecen, me impulsan, me corrigen… me ayudan esencialmente a ser yo, un ser “a imagen de Dios”.

Y cómo comimos, qué dulces tan buenos, …qué comida y merienda y cena!. No os queremos poner los dientes largos, pero así vendréis a la celebración de los 40, los 50, los 60 años…

Un beso a todos. Os queremos

PD: Adjuntamos unas palabras con las que también celebramos este tiempo vivido y por vivir.

3 comentarios en “8 de octubre de 2011

  1. Yolanda Fernandez Bernabé

    DISFRUTÉ, RECORDÉ MUCHAS COSAS Y DESDE ESE DÍA HE SOÑADO CON MUCHAS DE LAS PERSONAS CON LAS QUE VOLVÍ A REENCONTRARME. HA SIDO UN HISTORIA MUY INTENSA Y UNA DE LOS AÑOS MÁS PLENOS DE MI VIDA. BESOS A TODOS

  2. MIGUEL CALLEJA DIAZ

    Para mí, el día 8 de octubre pasado, los 30 AÑOS DE LA COMUNIDAD “PUEBLO DE DIOS” fue un día basicamente de convivencia, vernos todos unidos ante EL, ante la PALABRA, y, sobre todo, ante la alegría de vernos al cabo de mucho tiempo personas que, aunque estamos lejos, no nos olvidamos unos de otros, por ese amor fraternal que nos tenemos, porque tenemos un mismo pensar, un mismo sentir-nos amados por EL y para EL. Pero además, el ver a tantos niños correteando por allí, alegres y felices, porque se sentían seguros, aunque fuese con los niños de otros. La FAMILIA crece, símbolo de esas primitivas comunidades cristianas. Cada uno luego a sus puntos de origen, felices y, lo que es más importante, haciendo felices a los demás, porque por unas horas nos hemos sentido felices en el reencuentro. Y sabiendo que Dios nos ama.

    MIGUEL CALLEJA

  3. ana mari

    Hola soy ana mari,queria daros las gracias a todos porque este fin de semana que he pasado en Pueblo celebrando vuestro aniversario me sigue dando alas para seguir haciendo mi vida como Dios manda.
    El festin de comida para mi no fué la que alimento mi cuerpo,si no mi EPIRITU.
    Gracias a Rosi y Vicente por la acogida que recibo cada vez que voy.
    Un besito ana mari.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.