27/02/2019 – Miércoles de la 7ª semana de Tiempo Ordinario.

PRIMERA LECTURA
A los que aman la sabiduría, los ama el Señor
Lectura del libro del Eclesiástico 2, 1-13

La sabiduría educa a sus hijos y se cuida de los que la buscan.

El que ama, ama la vida, y los que madrugan por ella se llenarán de gozo.

El que la adquiere heredará la gloria y dondequiera que vaya, el Señor lo bendecirá.

Los que la sirven, sirven al Santo, y a los que la aman, los ama el Señor.

El que la escucha, juzgará a las naciones, y el que a ella se aplica, vivirá seguro.

Si confía en ella, la recibirá en herencia, y sus descendientes la tendrán en posesión.

Porque el principio lo lleva por caminos tortuosos y lo escrutará con cuidado; le infunde miedo y temblor, lo atormenta con su disciplina, hasta que pueda confiar en él, y lo pone a prueba con sus exigencias.

Pero luego vuelve a él por el camino recto, lo colma de alegría y le revela sus secretos, y lo enriquecerá de ciencia y de conocimiento recto.

Si él se desvía a merced de su propia ruina.

Palabra de Dios

Sal 118, 165. 168. 171. 172. 174. 175.
R. Mucha paz tienen los que aman tu ley, Señor.

Mucha paz tienen los que aman tu ley,
y nada los hace tropezar. R.

Guardo tus preceptos y tus mandatos
y tú tienes presentes mis caminos. R.

De mis labios brota la alabanza,
porque me enseñaste tus decretos. R.

Mi lengua canta tu promesa,
porque todos tus preceptos son justos. R.

Ansío tu salvación, Señor;
tu ley es mi delicia. R.

Que mi alma viva para alabarte,
que tus mandamientos me auxilien. R.

Aleluya Jn 14, 6bc
R. Aleluya, aleluya, aleluya

Yo soy el camino y la verdad y la vida – dice el Señor -;
nadie va al Padre sino por mí. R.

EVANGELIO
El que no está contra nosotros está a favor nuestro
Lectura del santo Evangelio según san Marcos 9,38-40

En aquel tiempo, Juan dijo a Jesús:

«Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no viene con nosotros».

Jesús respondió:

«No se lo impidáis, porque quien hace un milagro en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro».

Palabra del Señor

Comparte tu oración dejando un comentario